¡CÓMO SER FELIZ!

Todos los seres humanos fuimos dotados con las herramientas y las capacidades necesarias para ser felices, la máquina de la felicidad reside en su interior, pero para ponerla a funcionar, debe encender el arranque.

¿Está dispuesto a hacerlo?, si la respuesta es afirmativa, debe entender que lo primero que debe hacer es elegir que usted merece ser feliz. Para ello le sugiero decir estas afirmaciones que lo harán entrar en el maravilloso mundo de la felicidad, que usted y nadie más que usted puede definir.

¡Yo merezco ser feliz, voy a ser feliz y estoy comenzando a ser feliz!

Reflexione sobre esto: La edad promedio en América Latina es de 80 años, esto es 29.200 días de vida, la mitad de ese tiempo nos la pasamos en el mundo de Morfeo, es decir durmiendo, y la otra mitad es de vida consciente o despiertos.

Imagine que al nacer nos dieron una chequera con 29.200 cheques, que cada día le damos uno a la vida, ¿cuántos cheques ha girado usted hasta hoy, y cuántos le quedan? ¿Cuánto tiempo ha desperdiciado preocupándose y siendo infeliz?, dado que el tiempo es el bien más escaso, ¿no le parece razonable, aprovechar el que le queda siendo feliz y disfrutando la vida?

Ahora bien, ¿porqué merece usted ser feliz? Bueno, lo primero es entender que usted es una persona ganadora y que fue diseñada exclusivamente para triunfar y disfrutar la vida. Antes de nacer, en el momento mismo de la concepción, usted tuvo que competir contra mil millones de espermatozoides que querían arrebatarle el título de ganador, pero usted salió victorioso y logró el premio que le dio lo que es usted hoy.

Lo segundo, es entender que sólo usted y nadie más que usted define si quiere ser feliz. La única propiedad sobre la que tiene absoluto derecho, es su vida. El título valor es suyo y de nadie más. Pero, ¿cómo empezar a ser feliz? Para ello, debe tomar el control de su vida, haga como las otras personas, esas que si son felices.

Debe entender que la vida está llena de dificultades, y que son éstas las que nos enseñan y forman. Haga como los navegantes que se desplazan en barcos de vela. Todos sabemos que para conducir un barco con viento a favor, sencillamente se coloca la vela a 90 grados y el viento lleva el barco en la dirección correcta.

¿Pero cómo navegar con viento en contra?, si levantamos las velas, el viento hará retroceder el barco. Los marineros se apoyaron de la aerodinámica para aprender esto. Simplemente, las velas se colocan a 45 grados,  el viento choca de frente  e impulsa el barco hacia adelante, el resto es dirigir el timón.

Diga en voz alta: ¡yo decido ser feliz ahora, desde ya y para siempre soy feliz! Sea feliz sin importar los problemas, de hecho si se pasara una semana o un mes sin ellos, su vida se volvería aburrida, rutinaria, entre más problemas haya, es la vida dándole un mensaje, diciéndole que usted es importante, tanto que es capaz de resolver esos retos frente a usted.

Todas las mañanas al levantarse o cuando se sienta mal, repita esta frase, hágalo en voz alta para que su organismo reciba la orden y la asimile con entusiasmo. ¡me siento sano, me siento feliz, me siento maravilloso!, dígalo varias veces y notará como cambia la química de su cuerpo, que se dispone con energía a enfrentar un nuevo día.

Y, cada vez que se enfrente a un problema o reto como yo le llamo, aplique la siguiente técnica y verá como todo empieza a cambiar.

Primero ¡sonría!, para disgustarse se requiere poner a funcionar 25 músculos de la cara, mientras que, para sonreír, sólo 15. Luego diga, ¡esto es maravilloso!, pregúntese ¿por qué es maravilloso? Y, finalmente, cuestiónese, ¿cómo puedo aprovechar esta maravilla a mi favor?

Los resultados le sorprenderán. Sólo es cuestión de entender la perspectiva con la que está observando su vida. Tenemos dos opciones, o, ser felices o infelices, es solo tomar la decisión correcta y dirigirse hacia ese objetivo.

Cuando tome la decisión de ser feliz comprenderá que solo usted y nadie más que usted tiene la oportunidad de ser feliz, ¡ahhh! y algo importante, no busque afuera, el secreto de la felicidad reside en su interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.